Las Hiedras cantantes Organization in Eiláar | World Anvil

Las Hiedras cantantes

Creado por Santiago Álvarez
Las hiedras cantantes son una organización ubicada en las tierras al este de Senífini , cerca del Golfo Verde , dedicada al estudio de la botánica y la gastronomía con fines médicos y al servicio de la comunidad. Los cuartos de La abadía sanadora son usados por sus miembros que buscan el conocimiento para combatir enfermedades como la sordera, el Delirio de cantor o incluso afecciones respiratorios como el asma teniendo siempre como finalidad encontrar la perfección de la voz.

Estructura

La estructura de las Hiedras cantantes se fundamenta en tres ramas principales, si bien uno de sus miembros no está obligado a mantenerse en una de ellas, quienes desean avanzar a los niveles más altos deben demostrar competencia en todas. Si bien la organización nació como un colegio de Bardos, aunque suma puntos, en la actualidad no es necesario desempeñarse en esta profesión para pertenecer a la orden.  

Recolectores

El crecimiento en esta rama de la organización es lineal, el sistema está diseñado de manera tal que al avanzar y ganar rangos, la dificultad de su labor aumente. Los recolectores son numerosos al principio, pero el riesgo es alto y debido a esto la organización cuida de no ascender de manera arbitraria a ninguno de sus miembros, en cualquier caso, se recomienda no encariñarse mucho de un recolector inexperto.   Este grupo de personas esta encargada de llevar la materia prima a la organización y de mantener surtidos Los jardines del mundo, su trabajo se fundamenta es la búsqueda de flores, hojas, raíces y cualquier material que sirva a las Hiedras en su labor. En su mayoría los recolectores son aventureros aficionados por la botánica, exploradores del mundo o cualquier persona que le apetezca viajar a las anchas más allá de cualquier colina llevando consigo un título que representa el bioma al cual se le ha encomendado su búsqueda, cambiando a medida que progresa en sus encargos y realiza nuevos descubrimientos, incrementando así las adversidades de la zona y su renombre por igual a medida que crece en la orden.    Cada bioma está liderado por un “gran recolector”, quien se encarga de administrar los recursos del nivel en específico que le corresponde en los jardines y realiza encargos a los miembros que coordina, cualquier tipo de materia prima siempre es bien recibida por la organización, sin embargo, cada líder tiene la libertad de publicar pedidos específicos para adaptarse a las necesidades, aumentando la recompensa por una planta en especial, o realizando competencias entre los miembros de su bioma, un “gran recolector” puede realizar todo tipo de eventos para incentivar la búsqueda de material siempre y cuando no viole las normas de la organización. Los biomas y sus títulos son los siguientes, de menor a mayor dificultad.
  • Praderas, “flores de fuego”
  • Bosques templados, “tejones de miel”
  • Sabanas, “ corazón de espinas”
  • Selva tropical, “hijos de la lluvia”
  • Taiga, “raíz inmortal”
  • Tundra, “señor/a de la escarcha”
  • Desiertos, “reyes de la duna”
  • Marino, “príncipe de las mareas”

Preparadores

La materia prima no es nada sin las buenas manos de los grandes expertos que las moldean, y ningún sentido tendría arrancar las riquezas de la naturaleza para dejarlas perder. Los preparadores representan una parte fundamental para la economía de la organización, pues es una inmensa mayoría, es su producto el que sostiene las arcas de la orden. Si bien no se exige una totalidad de la producción de cada miembro, cierto porcentaje es cobrado por la orden para sostener de esta manera los laboratorios y materiales que son usados. Es muy común que un preparador sea a su vez un recolector, para de esta manera tener mayor facilidad para trabajar en sus creaciones y solventar gran parte de los gastos. Cualquier miembro que quiera avanzar a los rangos más altos de la organización debe demostrar un manejo excepcional en al menos una de las dos prácticas de preparación en las que se enfoca la orden. En esta línea de las Hiedras no existe un único líder por cada rama, en su lugar se reúnen grupos de investigación creados por los mismos miembros para estudiar algún tema en específico, es el Gran Abad Saraethel quien se encarga de autorizar la formación, monitorear los avances y asignar un líder para cada cuadrilla que no puede superar más de siete personas.
 
Devoradores
Este grupo está encargado de todo lo relacionado con los alimentos, desde sabores, aromas y texturas hasta investigaciones relacionadas con la duración de la comida en buen estado o qué tipo de vegetales pueden crecer en las zonas más inhóspitas de Eiláar. Cocineros, maestros cerveceros, incluso agricultores, siempre encontrarán cabida entre los devoradores, sin embargo el límite no está definido pues el único requisito para pertenecer a esta rama es el amor por la comida, algunos anatomistas que han dedicado su vida a estudiar cómo los diferentes cuerpos de cada criatura reaccionan a una cierta sustancia cuando es ingerida podrían trabajar codo a codo con cualquier devorador y además ser parte de ellos. Muchos eventos de la organización son responsabilidad de los devoradores, banquetes y catas de vino entre los más comunes, invitando personas de todos los rincones del mundo y cuidando mantener siempre una alta calidad en aquello que sirven a sus colegas.
Sorbedores
Sería absurdo referirse a las Hiedras cantantes y no pensar inmediatamente en la alquimia y sus derivados, siempre procurando mantener los laboratorios y sus olores alejados de las cocinas y comedores. Los sorbedores son grandes maestros de la mezcla que explotan las propiedades de las plantas para realizar productos casi mágicos, el fuego alquímico, las Infusiones de musgo voraz , el pegante y solvente universal son sólo algunos de los ejemplos de las fabricaciones de los sorbedores, y aunque son dedicadas a casi cualquier propósito, las preparaciones curativas son las más buscadas y apreciadas por la organización.
 

Silenciadores

Son aquellas personas que están realizando el proceso para entrar de manera oficial a la orden, cualquier miembro puede unirse al grupo de los silenciadores como un método de pago por alguna deuda que no pueda saldar para no perder su membresía, para obtener el derecho de abrir una investigación propia o como una manera voluntaria de servir a la organización.  

Reclutamiento

Cualquier persona puede adquirir el derecho para entrar a las Hiedras cantantes de forma gratuita la primera vez, basta con entregar la muestra de una planta especifica pedida por el Gran Abad o realizar alguna preparación especial en su presencia para comenzar el proceso de reclutamiento. Quienes adquieren el grado de silenciador al entrar a la organización deben de permanecer al servicio de esta, sirviendo como ayudantes a los grandes maestros, apoyando a los enfermos o manteniendo en condiciones impecables La abadía sanadora , todo esto y mucho más mientras permanecen en un muy estricto voto de silencio durante un Luxante  entero. Si un silenciador que esté buscando un puesto en la organización es descubierto rompiendo su juramento, todo el tiempo que llevase se verá perdido y deberá comenzar de nuevo, únicamente tres oportunidades tiene cualquiera para completar un Luxante de silencio, si el voto se rompe más de tres veces, la persona perderá su derecho y únicamente podrá “recuperarlo” invitando a un gran festín a todos los miembros de las Hiedras cantantes, un evento que nadie se suele perder y que no resulta precisamente económico para quienes buscan el ingreso.  

Aliados

Aunque entre los dioses patronos del colegio también se encuentra Lerman , las ramas de su clero más radicales no son bien vistas por las Hiedras, en cambio, la misma orden se considera a sí misma como una secta del Clero de Feberraltir , del cual han adoptado y siguen al pie de la letra todos sus principios de la Fe. Otras organizaciones gremiales de artesanos que se interesan en la herboristería y en la alquimia como los Arcanos del Arte  ven con buenos ojos a las Hiedras cantantes siempre invitados a sus charlas y exposiciones.

Historia

Las Hiedras cantantes nacen en el 1889 CH de la época octava como un colegio de bardos dedicado a la adoración de la naturaleza por medio del canto, el arte y la gastronomía. Con el paso del tiempo, la profundización en el estudio de lo natural y su servicio medicinal a las comunidades, el estilo más artístico de la organización se fue diluyendo dando prioridad a la investigación y comercio de técnicas y elementos curativos.   Durante el arrecio de La Perversión Cetrina muchos miembros de las hiedras cantantes murieron en un intento desesperado por conseguir una cura, con la llegada de la larga noche y el incremento de contagios, se vieron obligados a sellar la torre silente con los miembros y pacientes que habían logrado entrar antes de cerrar las puertas de sus altas murallas al público, lo que desencadenaría en un asedio civil por parte de las comunidades cercanas que huían de sus pueblos en busca de ayuda, esperanzados en las hiedras que no tuvieron más remedio que encerrarse para proteger sus vidas dedicadas a investigar una posible solución mientras cuerpos moribundos golpeaban la puerta y los muros de la abadía sanadora, que acumulaba enormes pilas de cadáveres que crecían sin cesar a su alrededor.   Dicen que el primer Gran Abad Debeorn fundó La abadía sanadora  sobre las colinas de Senifini donde según se cuenta, nació la leyenda de Tulinguer, y sirvieron de hogar al primer ser Tocado por los dioses
Fecha de fundación
1889 CH epoca octava
Deities
Territorios controlados
Miembros
150 miembros oficiales
Líder
El gran Abad Saraethel
Religión
Feberraltir, Lerman
Alineamiento
LB, LN, NB, N, CB
Secretismo
Bajo
Símbolo
Un aulós envuelto con flores y enredaderas sobre un gran plato de comida

Artículos relacionados

La abadía sanadora
Building / Landmark | Mar 25, 2023

Comentarios

Author's Notes

Articulo usado originalmente para el Summer Camp 2021, en el prompt #27 — A large bussiness, corporation or trade guild


Please Login in order to comment!