Remove these ads. Join the Worldbuilders Guild

Clero de Ázafhel

Sólo lanzadores de conjuros hacen parte del Clero de Ázafhel como miembros oficiales, ya sean hechiceros, magos, clérigos o paladines, quienes conforman la gran mayoría de sus miembros, o druidas, bardos, exploradores y el resto de lanzadores.
En cuanto a la raza no hay límite para ser un adorador de La Guardiana, ni en tipo de criatura ni en alineamiento, aunque los caóticos no son muy dados a trabajar bien con otros miembros del clero.

Estructura

Los miembros de más alto rango en el clero son los Custodios, nombre con que son conocidos los  Tocados por Ázafhel, los cuales son considerados semidivinos, sin embargo, hay tan pocos de estos seres, o por lo menos hay tan pocos miembros que hayan podido decir que siquiera conocieron a uno, que normalmente el clero lo rigen los miembros con mayor nivel de zeclón.
A diferencia de otros cleros, donde la mayoría de miembros son clérigos y paladines adscritos a templos y a lugares geográficos, los seguidores de  Ázafhel pueden continuar con su vida sin mayores cambios, debiendo presentarse al templo más cercano cuando viajan despreocupadamente, no así si están en una misión del clero.
Los miembros oficiales reciben un pequeño adorno en forma de pergamino que pueden vestir a la vista si lo desean, y que va ganando manchas sobre si a medida que se aumenta de nivel en el clero, hasta completar sus siete manchas, los iniciados ni siquiera tienen dicho adorno, deben ganárselo al llegar al primer nivel en la jerarquía, momento en el cual tendrán al menos su pergamino, sin manchas por supuesto.
Los miembros que eligen la vida sedentaria de permanecer en los templos son los encargados de llevar los registros del clero, tener la correspondencia mágica y documentar las misiones y los miembros que las llevan a cabo, además de administrar las reservas mágicas que todo templo posee, algunas para la venta y otras para la defensa.

Cultura

Cualquier criatura inteligente puede subir escalones en el Clero de  Ázafhel, sin importar si su magia proviene del estudio minucioso o de aptitudes sortílegas innatas, esto hace que en algunos templos mayores puedan encontrarse a razas que normalmente serían enemigas, sin embargo, dentro de un templo de Ázafhel está prohibido atacar a otro miembro del clero, sin importar su rango.
El estudio de la magia prima por encima de otras actividades en el clero, por lo que siempre existen algunos en busca de un mentor del cual aprender a dominar sus sortilegios, algunas veces su búsqueda se convierte en un reto personal para algunos cuando lo que buscan es magia de círculos de poder alto o dominar o desarrollar aptitudes sortílegas complejas.

Mitología e historias

Se cree que en todo momento hay sólo siete  Tocados por Ázafhel vivos, no necesariamente relacionados con cada una de las escuelas de magia, pero si representando a cada una de ellas, como los únicos hijos que pudo tener La Guardiana.

Cosmología

La gran mayoría de los miembros del clero consideran que todo lo que los demás llaman creación no es más que una representación de un conjuro, sea una hoja, el agua, una montaña, un animal u otra criatura. Creen que todo puede ser alcanzado a través de la manipulación del  zeclón, pero limitándose a las siete escuelas de magia creadas por Ázafhel.
Entendiendo esto, hay todo tipo de estudiosos dentro del clero, desde alquimistas y cronistas hasta cosmólogos y  secuveros, complementando su arte con el estudio del zeclón.

Principios de la fe

En conjunto con el credo, los principios del Clero de Ázafhel son las bases mismas de la fe.  
  1. Compartirás con el clero tus creaciones y descubrimientos alrededor de la magia y el zeclón.
  2. No negarás compartir tu conocimiento sobre la magia, pero no lo regalarás, todos deben esforzarse y merecerlo.
  3. Nunca practicarás la nigromancia ni permitirás que otros miembros lo hagan.
  4. No codiciarás obtener magia más allá de los círculos de poder permitidos.
  5. Nunca buscarás la manera de destruir el zeclón.

Ética

Incumplir alguno de los principios puede traer consecuencias graves, aunque se hace difícil probar esto, hay facciones del clero dedicadas a perseguir a los desobedientes.
Los primeros principios buscan fundamentar el clero y difundir entre sus miembros de más bajo nivel las bases para que continúe siendo un trabajo colaborativo entre todos los miembros. Mientras que los principios últimos son considerados como inquebrantables y los miembros de alto nivel no escatiman en recursos para dar con los infractores y castigarlos, desconociéndose cuál es la pena por quebrantar dichos principios.

Poderes divinos otorgados

Quienes son aceptados como miembros oficiales y dejan de ser novicios, además de recibir su adorno en forma de pergamino son expuestos a un ritual sencillo en donde deben desnudarse frente al altar de Ázafhel y meditar dejando su mente en blanco. La Guardiana los juzgará y una de las siete manchas del símbolo del altar brillará y concederá al nuevo miembro el uso de un conjuro del primer círculo de poder, que de otra manera, le estaría vedado. Este conjuro será de la escuela que representa la mancha que se iluminó.
 

Templos

Los templos de Ázafhel a menudo se valen de magia más poderosa de la que se podrían permitir, esto debido a que miembros de alto poder prestan sus servicios para dotarlos de zonas mágicas permanentes a juicio de sus constructores. Como muchas de las deudas y donaciones pueden ser pagadas a través de objetos mágicos y pergaminos, también poseen una dotación equiparable y a veces superior a la de las tiendas mágicas del lugar.
Usualmente sus templos, aunque parezcan otro tipo de construcciones, llevan las palabras Magicae telum inscritas en su entrada, esto evoca una parte del credo y significa Instrumento de Magia.

Sectas

Debido a la diversidad que permite el Clero de Ázafhel, tanto en criaturas como alineamientos, es irremediable que se hayan creado sectas, algunas de ellas en el extremo de lo que puede ser considerado parte de la fe.
 

Los batidores de los siete

Son un grupo de miembros de alto nivel que se dedican a dar caza a aquellos que violan el tercer principio.
Están convencidos que le hacen un bien al clero y algunos pertenecen de manera anónima a la secta, inclusive llegando a crearse un alias y una reputación.
Algunos miembros llegan al extremo de aprender magia nigromántica sin usarla, supuestamente, esto con el fin de acercarse a los gremios y sitios donde podrían encontrar a sus presas.
 

Los vigías del sello

Supuestamente liderados por uno de los Tocados centran su actuar en resguardar la magia más allá del noveno círculo de poder. Aunque se supone que la misma Ázafhel es quien guarda estos sellos, hay quienes creen que los vigías del sello en realidad comparten para sí mismos a magia más poderosa.
 

Redimus

Los seguidores de Redimus se dedican a robar magia poderosa de otros gremios y sectas para que sólo el clero pueda tenerlas, según ellos están recuperando algo que sólo debe pertenecer a su diosa.

Magicae telum

Tipo
Religious, Divine Host
Nombres alternativos
Los Guardianes de la Magia
Divinidades

Remove these ads. Join the Worldbuilders Guild

Comentarios

Please Login in order to comment!