Iyaki

Diosa de la Muerte (a.k.a. La Aulladora)

Símbolo Iyaki


Símbolo: Un ojo cerrado sangrando
Alineamiento: Caótica Neutral
Arma predilecta: El Grito del destino (Kama)  
Iyaki, diosa de la muerte, es conocida por todos y temida por algunos. Su cuerpo delgado se asemeja a una elfa, su piel tersa y blanca contrasta con su cabello azul zafiro, sus ojos poseen pupila reptiliana, la cual cambia de color según el destino que espera al alma que esté juzgando. Sostiene una kama en su mano con la cual corta el hilo de la vida, justo antes de envolver con sus ropajes largos, sinuosos y negros las almas de quienes encontraron la muerte.

Credo

Mi vida solo para morir será, tus hijos perdidos ante ti llevaré, con tu manto negro me vestiré y así podré volver para aullar a tu lado en la eterna soledad.

Dominios divinos

Caos, Destrucción, Muerte, Atado a la muerte, Pacto

Dogmas de fe

Todo lo que nace debe morir, así como los dioses mueren. Mientras te reunes con tu señora, has de traer a aquellos que se niegan a cumplir con el ciclo eterno de la existencia.

Festividades

No existe una festividad definida por el clero como oficial, sin embargo, muchos pueblos, organizaciones menores y seguidores de La Aulladora dedican uno o dos ciclos cada luxante para conmemorar a su señora, ya sea enviando a quienes consideran sus enemigos con ella o yendo ellos mismos si se consideran lo suficientemente viejos.

Mental characteristics

Historia personal

Hasta la Gran Guerra Divina , las almas de las criaturas pensantes eran tomadas por los dioses y llevadas a otros planos, donde podían servir a su dios por la eternidad, las almas sin dios eran relegadas a un plano abandonado, en donde vagaban errantes sin poder salir.

Cuando Arrenjel destruyó a la diosa del agua, parte de su poder se separó de él, dando lugar a la diosa del asesinato, y del acto mismo, el zeclón liberado se canalizó y se convirtió en Iyaki, la diosa de la muerte. La inestabilidad que esto causó, y la posterior muerte del dios de la tierra, llevaría al final de la Gran Guerra Divina, el debilitamiento de los dioses en general, y la acumulación por parte de Iyaki de un poder excepcional.

A partir de aquel momento Iyaki cortó los hilos que mantenían unidas a las almas con sus dioses y ligó a sí misma el hilo de cada alma viviente del multiverso, se desterró a un plano lejano, en donde sus almas le adoran y solo existen para los fines definidos por ella.

Relationships

Clasificación divina
Deidad Intermedia
Spouses
Siblings
Children
Residencia actual
Zófera

Character Portrait image: by shibah

Comentarios

Please Login in order to comment!