Homali (oˈmali)

La barba del hombre comenzó a pintarse de blanco, su mandíbula se estiró de manera imposible, sus ojos se tornaron de un azul tan claro como la nieve, sus ropas rompieron el silencio rasgándose para dar paso a un amasijo de músculos envueltos en grueso pelaje blanco. Sus manos desaparecieron, los dedos no existían, en cambio había unas garras de 30 cm, surgían de una mano del tamaño del pecho de un hombre, y la criatura, que hace unos instantes era simplemente un hombre, ahora tocaba con su cabeza el techo de la cabaña, proyectaba una sombra tan grande que parecía apagar la única antorcha que el grupo traía consigo.

Un manotazo rápido como un rayo y todo fue oscuridad, la antorcha se extinguió antes de tocar el piso, luego, los gritos se ahogaron con el sonido de la tormenta que empeoraba fuera del lugar.

Homali es una condición que puede adquirirse de tres maneras diferentes conocidas; por maldición, por nacimiento o adquirirla por una herida recibida de otro homali. En Élfico Antiguo homali significa 'hombre animal'.

Se desconoce su origen, pero se sabe que los homali más antiguos conocidos eran venerados como seres superiores, podían razonar en su forma animal y servían como protectores de lugares naturales. En algún punto de la historia surgieron los homali que pierden el control, que usan su poder para el beneficio propio y que convirtieron esta condición en sinónimo de monstruosidad o maldición.

Los registros recientes de homali indican que los que poseen la condición usualmente viven aislados, algunos son cazados activamente, otros se han vuelto campeones de la tiranía y cuentan con seguidores que les protegen.

Mujer homali en plena transformación by artflow

Tipo
Supernatural
Rareza
Extremely Rare

Comentarios

Please Login in order to comment!