Draenigar Homepage | World Anvil

Draenigar

Creado por

Hace mucho que ya no se viven grandes historias en Draenighar. Muy pocos recuerdan cómo era esta tierra antes de El Silencio. Lo único que atestigua un pasado más brillante y prometedor son los destartalados restos de ciudades que fueron abandonadas, los caudalosos cauces de los ríos que antaño corrían por valles llenos de vida y las viejas montañas que cada día que pasa están más erosionadas.   Hace más de 600 años se libró la batalla de las batallas en Draenighar. Una guerra de tal escala y, sobretodo, consecuencias, que acabaría marcando no solo el devenir del mundo, si no de todo el Multiverso. Los mismísimos dioses acudieron a la superficie de Draenighar, junto a multitud de semidioses y seres divinos, para luchar contra la mayor de las amenazas jamás vivida: una coalición de demonios, diablos, no-muertos y bestias, todas unidas bajo el liderazgo de lo que para los dioses era poco más que una insignificante mortal.   A partir de aquí los relatos dejan de ser fiables ya que cada erudito e historiador ha impregnado con superstición, miedo y mentiras los viejos textos. Hay quien dice que los dioses ganaron la guerra contra Zavana y los suyos y que tras esto, abandonaron esta tierra que dieron por baldía. Otros escriben sobre cómo Zavana y sus lugartenientes más poderosos mataron, uno a uno, a los dioses, de forma que ahora son los seres oscuros los que gobiernan sobre Draenighar. En algunos tomos se puede leer que los dioses, en un último acto de heroísmo se sacrificaron en pos de acabar con la amenaza...   Al final todo esto son las viejas leyendas que contaban y escribían los ancianos, asegurando que sus padres les narraban cuentos sobre todo esto y que a estos, sus padres les hablaron de tales historias. Es posible que nada así sucediese, es probable que el mundo siempre haya sido como es ahora. Pero...¿Cómo vais a saberlo? Sois jóvenes, vuestras vidas apenas suponen una millonésima de segundo para la escala de tiempo del universo. Y sin embargo... Esta mañana parece que tendréis cierta repercusión en su historia.   Lo que tenéis claro es que mencionar a La Archicorruptora provoca reacciones desagradables en la mayoría de los habitantes de Darn Doral, al igual que hacer referencia a los dioses. Por algún motivo, aunque haga siglos que no se reporta la aparición de ningún dios por parte de un clérigo o paladín, los dones divinos de los dioses siguen relativamente presentes en la ciudad. Esto solo provoca más miedos y sospechas por parte de la mayoría, claro. La magia llena esta ciudad al igual que la superficie del planeta. Tanto es así que en las noches más oscuras no es difícil ver a través de las ventanas más altas de la fortaleza las denominadas como tormentas de magia; estas acumulaciones de magia liberada que son capaces de transformar bosques enteros en jaurías de perros o de quemar hasta los cimientos una vieja ciudad.   Nunca habéis salido al exterior más allá de, tal vez, rodear el perímetro de la ciudad en caso de que seáis exploradores o gente realmente curiosa y temeraria. No sois los únicos, pues nadie abandona la ciudad, así lo dictamina la orden del Rey Miradan. "El exterior es peligroso y por eso debemos mantenernos a salvo" es una frase que los reyes enanos de Darn Doral han mantenido por mucho tiempo, pero la gente quiere que esto cambie. Con la construcción de Gonheim muchos han saciado el deseo de poder salir de la vieja fortaleza enana, pero otros creen que se deberían buscar supervivientes de una vez por todas, tratar de encontrar otros asentamientos, crear líneas de comercio y quién sabe qué más, tal vez brindar la posibilidad de que la gente viva donde quiera.   Estamos en la víspera del día de la partida, el día en que se conmemora que hace 25 años tres grupos de héroes abandonaron la ciudad de Darn Doral para cumplir con unos encargos secretos impuestos por el rey. De estos grupos, solo regresaron 2 personas, las cuales viven en lo más alto de la fortaleza, ajenos al resto de la ciudad y sin querer saber ni compartir nada con nadie. En estas fechas grandes fiestas inundan la ciudad y este año parece que se han redoblado los esfuerzos. El alcohol y la comida llenan las calles y pasillos de Darn Doral y Gonheim. El ambiente es bestial y son unos días ideales para el gozo y el descanso, pero hay algo extraño... no se ha visto al rey en lo que van de celebraciones. Algunos dicen que tal vez esté enfermo, mientras que otros aseguran que está preparando algo especial para celebrar un aniversario tan señalado. Quién sabe... igual las cosas están a punto de cambiar.     Bienvenidos a Draenighar.