BUILD YOUR OWN WORLD Like what you see? Become the Master of your own Universe!

Remove these ads. Join the Worldbuilders Guild

Sanctum Pontificis Officium ad Defensam Humanorum

El Sanctum Pontificis Officium ad Defensam Humanorum, "Santo Oficio Pontificio para la Defensa de los Humanos llamado usualmente Sanctum Officium o, simplemente, Officium es la agencia de inteligencia y la policía secreta principal de la Ecclesia, bajo jurisdicción exclusivamente pontificia. Es conocido coloquialmente como la Inquisición.

 

Se encarga de obtener y analizar la información de inteligencia relativa a la Grieta y los demonios, el Sacrilegio (como la herejía y la apostasía), el paganismo, la Herejía Imperial, las actividades de contrainteligencia, y todo aquello que podría resultar útil o de interés para el Pontifex romano.

 

Estructura

En su origen, fue conformada por los Inquisidores, agentes de campo presidiendo una junta de adjuntos (adquisición de inteligencia), edecanes (fuerzas armadas), fautores (análisis de inteligencia), y cooperadores varios. Sin embargo, al crecer en tamaño, jurisdicción, y autoridad, se estableció el Collegium Legatorum, que compartía autoridad, pero no honor, con el Pontifex romano a la hora de dirigir, gestionar, enviar, y controlar a los Inquisidores.

 

Es importante recordar que, si bien hay una jerarquía de honor, cualquier Administrador Legado lícito habla y actúa con toda la autoridad y potestad del Pontifex romano y del Collegium Legatorum: la ascensión en los rangos es, de hecho, el reconocimiento de un mérito o de unas habilidades ya existentes, mas no un verdadero ascenso en una escala de autoridad.

 

Collegium Legatorum

Los Administradores Legados son, en última instancia, representantes absolutos del Pontifex romano, representando su autoridad y, al menos en teoría, con todo su poder: sus tarea máxima es la gestión de recursos humanos dentro de la Inquisición, coordinando inquisidores, poniendo en común los resultados de sus investigaciones, tratando con los casos más peligrosos, mediando en conflictos entre inquisidores o entre inquisidores y otras figuras de autoridad, estableciendo jurisdicciones, etc.

 

Gran Legado Pontificio

El Collegium Legatorum está presidido por el Gran Legado Pontificio, escogido por los tres Capita de las Munera Legatae, con un puesto de honor (considerado primus inter pares, sobre todo a la hora de mediar conflictor), potestad de veto en los cónclaves, mas no de voto, y un escaño en la Cámara Apostólica. Situado en Roma, tiene además la asignación de velar por la seguridad de Terra, de Roma, y del Pontifex Romano, en su vertiente de inteligencia.

 

Munera Legatae

Las Munera Legatae es la división estructural básica del Collegium Legatorum: su función es puramente administrativa, con el objetivo de organizar de forma más sencilla a los Administradores Legados.

 

Cada Munus está presidido por un Caput, el cual actúa como mediador e intermediario entre los Legados de su Munus. Además, cada Caput tiene a su alrededor un colegio de Senes, con Administradores Legados que han demostrado habilidad y fidelidad.

 

Munus Pontificis Fidei (mpF)

Caput: Gran Maestro Legado

Senes: Maestros Legados

 

Munus Pontificis Caritatis (mpC)

Caput: Gran Rector Legado

Senes: Rectores Legados

 

Munus Pontificis Spei (mpS)

Caput: Gran Profeta Legado

Senes: Profetas Legados

   

Inquisitio Iterum

La Inquisitio Iterum es el cuerpo original del Officium, un conjunto de agentes independientes con una labor eminentemente práctica: la investigación del Sacrilegio y de las amenazas a la humanidad en general, y a la Ecclesia en particular, y de enfrentarse a ellas.

 

Para eso, gozan de libertad y autonomía absolutas respecto al resto de jerarquías del Imperio o de la Ecclesia. Si bien, a diferencia del Collegium Legatorum, no gozan de autoridad absoluta, la mayor parte de organizaciones del Imperio y la Ecclesia tienden a cooperar con ellos para evitar la intervención del Collegium.

 

Juntas

Los Inquisidores no actúan solos, sino que tienen a su alrededor Juntas de cooperadores:

Ordinarios

Adjuntos: Espías, infiltrados, hackers, investigadores, y demás adquisidores de inteligencia.

Fautores: Análisis de inteligencia y correlación de datos.

Edecanes: Fuerzas armadas, desde asesinos hasta cohortes para redadas. Normalmente los Plañideros trabajan con los inquisidores.

Cooperadores: Con diferentes asiganciones, como historiadores, sociólogos, diplomáticos, acólitos eclesiásticos, carismáticos, poncios, poiéticos...

  Extraordinarios

Todo aquel que no pertenezca de manera habitual a la Junta del inquisidor, como mercenarios contratasos, entidades gubernamentales o eclesiales que cooperen de forma temporal, ejércitos bajo el control inquisitorial para una misión concreta, etc.

 

Órdenes Inquisitoriales

Artículo principal: Órdenes Inquisitoriales

Si bien los Inquisidores tienden a trabajar por libre, uniéndose solo bajo la dirección de un Administrador Legado, o para enfrentarse a un mal al cual no puedan vencer solos, la obsesión de los Administradores Legados por controlar a sus súbditos provocó que, administrativamente, se crearan una serie de órdenes ad hoc, sin una verdadera función más allá de indicar a qué tareas suele dedicarse un Inquisidor de forma habitual, indicando así sus habilidades, preferencias, etc.

 

Victorianos

Durante las primeras décadas del establecimiento formal del Collegium como entidad al mando del Officium, hubo una gran polémica a la hora de justificar la derivación del poder pontificio: Se plantearon cuestiones como si es necesario que cada Pontifex romano, tras ser coronado, vuelva a otorgar su autoridad al Officium, si este pierde su autoridad al morir o abdicar el Pontifex, qué sucedería en un interregno sedevacante prolongado, etc.   Este debate ganó importancia debido a sus consecuencias: se planteba la posibilidad de que la estructura completa del Officium perdiera absolutamente su autoridad en cualquier momento, y que las acciones que realizara en ese entonces fueran completamente ilegales. Además, situándose fuera de cualquier estructura imperial o eclesiástica, la pérdida de autoridad les deja completamente desamparados ante el resto de personas e instituciones.   Después de una larga investigación, el Gran Maestro Legado propuso la tesis que acabaría imponiéndose y utilizándose como justificación para la continuidad de la autoridad del Officium, hasta el punto que ha llegado a postular que es posible que su futura disolución por parte de un Pontifex fuera ilegítima.   Esta tesis recoge que, en su estatuto de fundación, San Víctor X otorgó al Officium "su" autoridad: no desde el oficio de Pontifex romano en sí, sino desde el oficio de Pontifex romano en tanto que sostenido por Víctor X. Esto no habría tenido demasiado peso si no fuera por su inmediata canonización tras la muerte: reconocido como santo, casi como santo en vida, su posición en la Jerusalén Celeste implica que la fuente de autoridad proveniente de él no solo no se ha agotado, sino que no puede agotarse, y el Officium la mantiene incluso en períodos de interregno sedevacante, siendo innecesario que cada Pontifex romano les conceda de nuevo su autoridad, porque esta no depende del oficio que tal Pontifex romano ostente, sino del que ostentó San Víctor.   Estro provocó que todo Administrador Legado pudiera tomar cuando lo desee la Filiación de "Victoriano" (pues todo Legado Pontificio pierde su Filiación al ser nombrado), incluso utilizando sus nombres-código.  

Nombres-código

Si bien la organización del Officium está orientada a propósitos prácticos, mantiene en su interior un principio fundacional que se ha mantenido intacto en la organización: Un máximo de 1650 miembros oficiales (66 Legados y 1584 Inquisidores), identificados por un nombre-código concreto.   Cada una de las tres Munera Legatae se identifica por la letra de su nombre (F, C, S).   En cada una de las tres Munera Legatae hay un máximo de 22 Administradores Legados (contando Senes, Capita, y Gran Administrador si lo hay en tal Munera), identificados por una letra del alefato hebreo y, si es necesario, la letra de su Munera (Lámed, Vav-C, Mem-S Victoriano, etc).   Bajo cada uno de los 66 Administradores Legados hay un máximo de 24 Inquisidores, identificados por una letra del alfabeto griego koiné y, si es necesario, el nombre-código del Administrador Legado que le ha conferido el rango de Inquisidor (no hay que confundir esta relación con la jerarquía usual: Si bien el inquisidor Gamma-Álef-S fue instituido Inquisidor por el Administrador Legado Álef-S, puede responder ante cualquier otro Administrador Legado, no le debe especial sumisión a Álef-S, y mantiene su nombre aún tras la muerte de este).   Este sistema se estableció para permitir una identificación rápida, y para evitar solapamiento y repetición de nombres, además de limitar positivamente la cantidad de Administradores Legados que puede haber.   Ejemplo de todos los nombres de Administradores Legados y de Inquisidores  

La Akasha Inquisitorial

Artículo principal: La Akasha Inquisitorial

La Akasha Inquisitorial (a veces, simplemente, "la Akasha") es, probablemente, la mayor biblioteca archivo de la humanidad: contiene en su interior los registros de las diferentes investigaciones, las actas de los juicios, las diferentes versiones de los Cánones inquisitoriales, comentarios a autores heréticos, e infinidad de documentación acumulada a través de los siglos.

Entrenamiento

Administradores Legados

 

Inquisidores

"Ad quoscumque mittam te, ibis et universa, quaecumque mandavero tibi, loqueris. Ne timeas a facie eorum, quia tecum ego sum, ut eruam te."

Tipo
Religious, Monastic Order
Nombres alternativos
Oficio, Inquisición, Santo Oficio, los Ojos
Organización a la que pertenece
Related Species

Remove these ads. Join the Worldbuilders Guild

Guild Feature

Display your locations, species, organizations and so much more in a tree structure to bring your world to life!

Comentarios

Please Login in order to comment!