El alma de Nason

Creado por Santiago Álvarez
“No mires al agua”, es algo que todo niño proveniente de las costas internas de Rikcelare escuchó alguna vez en su vida, incluso los mas valientes marineros, temen cuando en el apogeo del Luxante, son engañados por el rabillo del ojo creyendo haber visto un destello zafiro en las aguas del Mar del Alma. quienes han visto lo inexplicable relatan visiones de almas viajando por las corrientes del mar, atormentando o entregando favores a los marineros, que hacen bien en recordar que aquellos que caen al agua, nunca mas regresan.

Leyenda

"Cuando ya el día no estaba y solo la noche hacia compañía, la densa niebla bajó de la cordillera hambrienta en busca de calor, la madera que se mecía sobre las aguas tranquilas crujía como los dedos congelados inmutados por el vaho de una garganta reseca, una vela que en otras aguas yacería ondeando imponente bajo la bendición del susurrador, chasqueaba con cada movimiento presa de la mordedura helada de los Dientes Brumosos de Rugenko.

Las sombras que se retorcían impacientes de volver ante la llegada de una linterna sorda, acariciaban el rostro de un viejo marinero arrugado por la sal, que se adelantaba por el combés abandonando aquel falso recuerdo de calidez de aquellos que en el estío eran 'malditos camarotes', únicamente el temor a unas vísceras escarchadas detenían el alud de improperios, pues ni siquiera el dolor de unos agrietados labios era comparable con la cólera hacia un almirante que soñaba deleitado por el fuego de sus aposentos. Una fina capa de terciopelo albo que caía del cielo cubría las viejas tablas que aullaban con cada paso amortiguado por unas peludas botas que en otrora vagaban libres y salvajes por los bosques perennes de Rikcelare solo los escalones al alcázar ocultaban lo que, en testimonio, eran unos reptilianos ojos color zafiro, atesorados por el hijo del enemigo que en cada puerto cumplía su palabra con tres piezas de cobre que alcanzaban para comer.

Las miradas que se batían en duelo fueron interrumpidas por el grito del primogénito que se abalanzo a abrazar las aguas del mar en presencia de un anciano implorando piedad;

Mi vida solo para morir será, al fin juntos, en la eterna soledad

Una última mirada mustia frente a un pobre amanecer de pentamón, y un cuchillo al cuello empuñado por un padre en duelo, que con ira y dolor desgarro el hilo de la vida de un viejo traidor, que por toda la eternidad hostigará a aquel que, con un grito, marco el destino de todo el mar fundiendo su alma con la aulladora en el mas allá.

Cuenta la historia, que cuando las aguas son más cálidas, la esencia del hijo del almirante busca ayuda en los marineros, para escapar de aquel, que antes de morir, juro evitar su llegada a los brazos de la diosa de la muerte, dicen, que aquellos que ven el alma del primogénito, son atraídos a las frías aguas y sus almas nadan libres con rostros de calma dando buena suerte a los marineros, en cambio, quienes por desgracia cruzan la mirada con el espectro del esclavo, navegan a las anchas con horribles muecas de dolor llevando desgracias a aquellos a quienes cruza."

Interpretaciones

Conocido en todo Eilaar por su simbolismo, han sido muchos los historiadores y escribas que han intentado descifrar el verdadero significado de este relato, Una tesis publicada en la gran biblioteca de Abhjanel titulada “las verdades del alma” recopila material histórico y declaraciones de culturas de todos los rincones de Eilaar, que han ayudado a su autor a postular, las que serian hasta la fecha, las interpretaciones mas aceptadas por los académicos, citadas a continuacion.

El mito en Montino

Los escribas de Montino también se han atrevido a tratar de dar explicación a esta historia por resolver, y en este intento han ido un poco más allá en la simbología del relato, pues según ellos, las connotaciones divinas del mito no deben de ser ignoradas.

Para ellos Nason nunca existió, en su lugar, el barco que servía para transportar esclavos hacia una antigua Abadtrah, había sido bautizado en estas aguas cálidas como el hilo de Nason, pues las amarras de las velas eran brillantes hilos plateados de un color parecido a la nieve que cae del cielo nocturno.

Aquella noche de pentamón, en aquel barco esclavista, ocurrió un motín en el cual, la mercancía se revelo contra una tripulación poco preparada y aquella noche, aprovechando las horas de oscuridad, Iyaki se paseó dichosa por cada habitación del barco reclamando su botín. Los esclavos, embriagados por su libertad tomaron la decisión de lanzarse a las aguas, sin saber que allí encontrarían su final. El capitán, que aseguran sin ningún sentido alguno, sobrevivió, según ellos gracias a su pesado sueño, tomo la decisión de quitarse la vida, pues sabía que al tocar puerto, seria ejecutado por su fracaso.

Si el lector me lo permite, en un intento de darle sentido a la parte final de esta interpretación, me gustaría proponer, en lugar de una casi inconcebible explicación de un capitán salvando su vida gracias a una siesta, enflorecer su memoria aludiéndole una gran habilidad con el sable que le garantizo ser el ultimo en pie, obligando a sus agresores a huir por la borda.

Aquellos que se atreven a ir aún mas allá, son los seguidores de la aulladora, que sugieren del relato de los montineses, que la aparición de Iyaki aquella noche fue literal, siendo vista por el ultimo lacayo que no tuvo la valentía de saltar, siendo atrapado en el intento y ejecutado por simple odio y venganza.“


El mito en Abadtrah

¿Y si, no solo eran tres tripulantes?, ¿Y si había alguien mas aquella noche navegando por el Alma?, esta es la propuesta de los estudiosos de mi ciudad, siempre elegantes y nunca faltos de inteligencia.

Ellos arguyen que Nason era solo un niño de unos tempranos 18 luxantes que cayó por la borda ante los ojos de su madre, que invadida por el pánico, pidió ayuda a uno de sus esclavos que desacato la orden, no dejándole mas remedio que lanzarse hacia las aguas para rescatar a su hijo, ambos murieron ahogados, el esclavo asesinado y el resto de la historia ya sabemos como termina… Cedera Abadtrah


El mito en Rikcelare

En conclusión, y aunque, posiblemente contradictorio, las tribus salvajes de nativos del bosque que habitan el norte del continente son las que, hasta la fecha, logran resumir en su tradición oral una versión del mito que concuerda de una manera mas fiel con el material que se ha presentado anteriormente. Confiemos en que la sabiduría de sus antepasados aun no los abandona por completo.

Ellos, toscos e ignorando los eufemismos, proponen que en una temprana noche de pentamón, ya lo suficiente oscura por la altitud del continente, aquel barco del que tanto hemos hablado en la segunda parte de este estudio, se dirigía a las tierras mas cercanas de Rugenko, cargados con pieles y cera con la que los lugareños, bloqueaban las ranuras de las puertas y ventanas para evitar las corrientes heladas.

Surie, quien era el capitán de aquel barco, y su hijo Nason, que, según el relato de los lugareños, se habría suicidado ante los ojos del único esclavo que seguía con vida en la tripulación. Cuentan que el muchacho, afectado por la temprana muerte de su madre, encomendó su vida al culto de Iyaki haciendo una errónea interpretación del dogma que lo llevo a quitarse la vida. El padre nublado por la muerte de su único hijo, e ignorando la versión de los hechos de su esclavo por su incapacidad de concebir que su primogénito había acabado con su vida, condeno a muerte al esclavo y lo arrojo a las aguas del mar del alma, para no mucho después, quitarse la vida colgándose del bauprés.


Base histórica

Este mito surge con el nacimiento de la época séptima, cuando un grupo de navegantes nativos encontraron una pequeña barca que según documentación oficial del puerto de salida, estaba tripulada por el capitán Surie, su hijo Nason y un antiguo esclavo de la familia proveniente de los codiciosos puertos de Abjanel, encomendados a viajar cerca de la costa norte de Rikcelare transportando grasa a los puertos más meridionales del continente para combatir el frio en los hogares. solo el cuerpo del capitán fue encontrado, colgado de una viga del barco en un alto estado de descomposición junto a una nota: “su hilo me ha sido arrebatado, el mío, solo a mí me pertenece.”

Del resto de tripulantes, no se supo nada. Como vientos huracanados, la historia viajo por toda la costa y no tardo mucho para que aquellos oriundos navegantes que apenas se establecían en la zona, comenzaran a dar aviso de avistamientos de seres semejantes a almas nadando bajo las corrientes del mar con apariencia similar a la descripción de Nason y su esclavo, algunos relatos llaman a este ultimo “el esclavista de almas”, que gracias a su origen llamó la atención de los experimentados navegantes provenientes de Abadtrah que se encargaron de difundir este mito y bautizar este cuerpo de agua con el nombre de “el mar del alma.”

Recepción cultural

Cuando un cuerpo llega a costa de los nobles habitantes de la ciudad de Abjanel, estos suelen tener un dicho, “hemos encontrado un alma en busca de luz”; haciendo referencia a las “almas” avistadas en este mar, dando entender que las tierras salvajes de Rikcelare, brutas e inexploradas suponen un plano inferior en comparación al académico continente de Abadtrah.

Una interpretación mas religiosa es aquella que recibe este mito por parte de los seguidores de La Aulladora, quienes aseguran, que el mar del alma es realmente una conexión directa al plano de Zófera, donde Iyaki imparte su dominio.

Cada 20 de secmón, justo antes de que el nuevo mes comience a calentar las aguas, las ciudades costeras de Rikcelare llevan a cabo ceremonias a las orillas del Mar del Alma para recibir el luxante, época en la cual son más numerosos los avistamientos, los pueblos humanos del norte lanzan semillas de amapola que son arrastradas por las corrientes hacia el interior del mar, pues según ellos ayudaran a los espíritus a descansar logrando así apaciguar las almas.


Localizaciones relacionadas

Comentarios

Author's Notes

Articulo usado originalmente para el Summer Camp 2021, en el prompt #8. A myth about a mountain, lake, cave, or other landmark.


Please Login in order to comment!