Clero de Erenezaar


No sólamente no hay restricción en la conducta o el alineamiento de aquellos que pueden unirse a las filas del dios del sigilo, sino que además existen lugares fachada que simulan ser templos o sectas de alineamiento bueno o neutral y que atraen seguidores, esto no es un engaño del todo, pues dichos lugares actúan acorde a lo que indican en la comunidad donde operan, aunque sus fieles con el tiempo y la exposición a La Sombra, se acercan cada vez más a una única e inexorable forma de actuar.

Los Silere

Tipo
Religión oficial, clero.
Deidad
Erenezaar

Estructura

Si algo asegura anonitamo entre sus fieles, eso es el clero de Erenezaar, pues tanto los iniciados como los antiguos permanecen tras un velo de anonimidad una vez que hacen parte oficial del clero.

Aquellos que desean hacer parte de la orden, son entrenados dentro de un templo por criaturas prácticamente iguales en su vestir, hablar y caminar, se dice que es el manto de La Sombra que cobija y protege a sus seguidores por igual. Los miembros de más alto poder, puede tener, incluso, varias identidades fachada en las ciudades donde existan templos, para cubrir sus pasos e impedir que sean ligados al clero del dios, si algo es tan preciado como el silencio en el clero, esa es la cautela.

Cultura

La desconfianza, el silencio y la oscuridad son los mejores, sino los únicos aliados de que dispone un un silere.

Comúnmente confundidos con asesinos o seguidores de Nancrix, en realidad los miembros del clero llevan a cabo muchas tareas diferentes al asesinato la mayor parte del tiempo. Algunos sirven de vigilantes prudentes, informantes fieles, otros disfrutan de ser saboteadores, usan el chantaje, la estafa y gustan de perpetrar crímenes usando identidades falsas para crear confusión o manipular a los demás a su antojo. Los más devotos y de caracter fuerte pueden pasar luxantes enteros en una misma identidad con tal de cumplir sus objetivos, sabiendo que todo aquello que deban hacer en esa identidad hace parte del trabajo de su dios y señor.


Mitología e historias

Muchos detractores de La Sombra han esparcido el mito de que el dios en realidad sigue siendo nada más que una parte del poder de su padre, y que llegado el caso de que Tehamú fuese asesinado, también moriría Erenezaar. Esto, claramente, es fácil de mantener como mito, pues quien quiera demostrarlo tendrá una titánica empresa por delante si desea asesinar al dios de la envidia.

Algo menos diseminado, pero igualmente conocido entre miembros del clero, es la creencia de que los seguidores más poderosos de La Sombra son controlados por aquellos que han sido Tocados por Tehamú, en este caso, la naturaleza propia del clero hace que esto se mantenga como una leyenda casi imposible de comprobar.

Cosmología

Sólo cuando la rata chilla, sabe el buho a dónde mirar. Este adagio sirve de recordatorio para los seguidores de Erenezaar de que serán objetivos si se ponen en evidencia, por lo que su mejor arma es el silencio, el anonimato. El silencio al servir a su dios y al llevar a cabo sus designios no significa llevar una vida silenciosa, simplemente guardar de oídos necios aquello que La Sombra desea que permanezca así.

Los fieles aplican esto en otros aspectos de su vida, guardándose para si sus planes y procurando que sea su éxito el que hable por ellos.

Principios de la fe

  1. Calla y aguarda, la oscuridad llegará y te compensará por tu espera.
  2. Delatar no está en tu vocabulario. Recuerda que todos estamos atados a nuestro propio hilo del destino.
  3. Desconfía. La confianza es como un mar que debe ganarse una gota a la vez.

Poderes divinos otorgados

Aquellos que buscan ser bendecidos por La Sombra deben llevar a cabo un acto similar al que dio origen a la deidad, privando de un tajo la vida de aquel a quien le designen. Dicho acto hace que la sombra de la víctima se fusione con la propia y les acompañe hasta el momento en que esta sea necesaria, dicho momento es elegido por su nuevo dueño, de manera tal que la sombra robada le protegerá y le ayudará en una tarea inmediata, usualmente acabando con algún posible atacante, para luego desaparecer por siempre.

Se dice que a partir de ese momento, hasta la propia sombra desconfiará de su portador y será quien termine cegándolo en nombre de su dios.

Ética

Aquellos miembros que gustan hablar más de la cuenta, pero no rompen los principios de la fe, son eventualmente buscados y silenciados; ya sea por medios alquímicos o por dolorosos procedimientos ambulatorios. Mientras que los que saben abiertamente que han ofendido al clero, deberán pasar el resto de su vida sospechando que la muerte les acecha en cada rincón.

Templos

Los que se ubican en grandes poblados suelen tener una única y gran entrada, pero múltiples salidas escondidas en forma de pasadizos subtereáneos, las cuales terminan en simples arcos a callejones, casas y otros sitios comunes.

Los que ofician de fachadas para los seguidores que no buscan el mal como un atractivo, tienen sólo empleados y no seguidores, pues sus acciones deben ir acordes a lo que profesan en pro de permanecer atractivos para aquellos que de otra manera, nunca se acercarían al clero. No existen sectas conocidas del clero del dios del sigilo.


Comentarios

Please Login in order to comment!